Aceites Arzuaga, la máxima calidad en dos AOVE

This post is also available in: English (Inglés)

Si sois de los que nos seguís en redes sociales, probablemente hayas visto que en Arzuaga acostumbramos a decir que somos mucho más que vino. Sí, no cabe duda de que el vino de la más alta calidad que elaboramos en Arzuaga nos define. Pero, además, somos enoturismo de calidad, naturaleza, fauna en nuestra finca La Planta, relax en el SPA, un hotel cinco estrellas, alta gastronomía, cocina tradicional… y aceite. Sí, en Arzuaga también elaboramos aceite de oliva virgen extra de la más alta calidad. Y es precisamente de ese “oro líquido” del que os queremos hablar hoy en nuestro blog.

En Arzuaga elaboramos nuestros aceites con las variedades arbequina y cornicabra, procedentes de la finca Los Olivos, que se encuentra en pleno corazón de los Montes de Toledo, en la Localidad toledana de Noez. En esta finca se encuentran más de 7.500 olivos y, además, alberga la almazara de la que se obtiene el aceite.

Si nos centramos en el Arzuaga 100% Cornicabra, cabe destacar que, entre otros reconocimientos a nivel nacional, este aceite perteneciente a la DOP Montes de Toledo obtuvo el primer premio del concurso de Aceites de Oliva Virgen Extra Cornicabra de esta Denominación de Origen en la campaña 2010/2011. En su elaboración se utiliza únicamente aceituna cornicabra, autóctona de la zona, y la segunda variedad española por superficie. Esta aceituna suele tener una maduración tardía, lo que le proporciona al aceite complejidad y equilibrio.

Por lo que respecta a su cata, a simple vista es de color verde amarillento brillante. En cuanto a su aroma, es intenso, con notas de hierbas verdes, y tomate en rama sin madurar, floral y con notas tropicales. Por último, en boca es graso, untuoso, con buena acidez, sabroso, persistente y con mucha expresividad.

Por su parte, el Arzuaga Arbequina está elaborado con aceitunas de esta variedad exclusivamente procedentes del vareo, un método por el que se recolectan los frutos del olivo una vez que han alcanzado el punto de maduración adecuado. Por tanto, nunca se utilizan las aceitunas que ya han caído al suelo. Durante el proceso productivo de este aceite tradición y tecnología se dan la mano y en ningún caso se permite que la temperatura exceda los 27ºC.

En cuanto a su cata, en la primera fase encontramos un aceite de color verde. Al pasarlo a nariz, aparecen aromas afrutados con recuerdos de manzana, planta de tomate y almendra. En tercer lugar, en boca posee ligeros matices de amargor y picantes muy equilibrados.

Recordad que podéis conseguir los aceites Arzuaga en nuestra nueva tienda online: https://tienda.arzuaganavarro.com/ ¡Que los disfrutéis!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: