#YoMeQuedoEnCasa: Arzuaga Gran Reserva 2010

This post is also available in: English (Inglés)

Desde que comenzó el confinamiento en Arzuaga hemos apostado por ayudaros a entreteneros y a que conozcáis más sobre el vino y la Ribera del Duero con nuestras catas online. Además de en formato vídeo, queremos compartir con vosotros algunas pinceladas de estas catas en nuestro blog, para que, con una copa de vino en la mano, podáis descubrir todo lo que os vamos a ir relatando.

En este sentido, hoy es el turno de hablar de nuestro Arzuaga Gran Reserva 2010, un vino que ha catado desde su casa el bodeguero de Bodegas Arzuga: Javier Herrero. Sin duda alguna uno de nuestros tintos más especiales. Y es que, debido a la acidez y a la maduración concretas necesarias para su elaboración, no se elabora en todas las añadas. Concretamente, la añada de 2010 presenta un coupage de tempranillo en un 95% y un 5% restante que es una mezcla de cabernet sauvignon y de merlot, de nuestra finca La Planta. La fermentación alcohólica de este vino se llevó a cabo, tal y como señala Herrero, “en depósitos pequeños de madera, una fermentación bastante lenta”, mientras que “la fermentación maloláctica la hizo en roble francés completamente nuevo y, una vez acabada, estuvo 48 meses dentro de las barricas”.

Teniendo en cuenta las diferentes fases de la cata propiamente dichas, visualmente este es un vino “de capa alta, muy brillante, muy limpio, con un color rojo rubí”. Al pasar a la fase olfativa, nuestro Gran Reserva revela “un abanico de matices muy amplio. Tiene todos especiados, tiene tonos minerales, tiene mucha fruta madura y vemos que están presentes esos 48 meses en madera, pero es una madera que tiene una gran armonía con lo que es la fruta de este tipo de vinos”, asegura Herrero.

Por último, cuando llegamos a la fase gustativa de la cata, lo pasamos a la boca y encontramos, tal y como afirma el bodeguero de Bodegas Arzuaga, “puro equilibrio”. “Son vinos que necesitan mucho tiempo, mucho oxígeno. Pero lo que nos fascina es su frescura inicial”. En él, además de la presencia de la fruta, encontramos los toques a madera que han dado los 48 meses en barrica. Una madera “fina y elegante”. “Lo que más sorprende es su longitud en boca. Es un vino muy cuidado”, concluye Herrero.

Ahora es vuestro turno. Os animamos a descorchar una botella de Arzuaga Gran Reserva 2010 y a descubrir todo lo que os hemos contado en este post.

Si quieres ver el vídeo, pincha aquí.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: