Pago Florentino, el “Quijote” de Bodegas Arzuaga

This post is also available in: English (Inglés)

Un día más queremos acercaros desde nuestro blog nuestros vinos, y hoy lo hacemos con uno de los que acumula más historia y que, por lo tanto, tienen más valor sentimental. Se trata de Pago Florentino, un homenaje a Florentino Arzuaga, fundador de nuestra bodega y quien marcó los pasos a seguir en lo que a la elaboración del vino y la manera de entender la uva se refiere.

Pago Florentino 2017 es un vino muy versátil que puede maridar perfectamente con distintas elaboraciones, como puede ser una “morcilla de Burgos, carnes de caza mayor de nuestra zona ribereña como liebre con chocolate, salsas potentes o carnes grasas a la parrilla con suficiente potencia” tal y como señala Ignacio Arzuaga, director general de Bodegas Arzuaga.

Otra de las características más importantes de este vino está fuera, en su etiqueta. Y es que es curioso el detalle que encontramos en la parte superior de esta, ya que aparece una pequeña figura de Don Quijote. Se trata de un rasgo identificatorio para vincular esta botella de tinto con el origen de sus viñas, ya que la finca de Pago Florentino se encuentra en Malagón (Ciudad Real), es decir, Castilla-La Mancha. Por lo tanto, en Bodegas Arzuaga elegimos la figura de Don Quijote para crear ese nexo con la cultura manchega.

Esta viña de Malagón tiene como principal característica, explica Ignacio Azuaga, su orientación sur. Está a la falda de la sierra de los montes de Toledo. “Se trata de una sierra vieja, por lo tanto, muy erosionada por el tiempo. Toda la falda de la montaña es arcillosa y está cubierta por piedras de alto contenido ferroso, de ahí su característico color anaranjado”, afirma. Además, en esta finca también disponemos de un pequeño lago que aporta humedad tanto al viñedo como a las piedras.

Esta finca, por otro lado, tiene la principal característica de que tiene muchas horas de sol. Es por esto que Ignacio Arzuaga reconoce que “la uva va a madurar más y esto hará que el vino tenga ligeros sabores de regaliz, zarzamora, arándanos, café, achocolatados…  Además de tener una nota mineral bastante pronunciada”.

Pago Florentino es un vino monovarietal de uva cencibel y envejecido doce meses en roble francés y americano. Sin embargo, no queremos que la madera sea protagonista, sino que es la fruta madura la que marca a este vino que estamos seguros disfrutaréis en la mejor de las compañías. ¡Salud!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: