Un otoño excepcional en el restaurante tradicional de Arzuaga

This post is also available in: English (Inglés)

Muchos son los motivos por los que venir hasta el complejo enoturístico de Grupo Arzuaga en cualquier época del año. Sin embargo, creemos que en otoño es aún más especial. Hasta el límite oeste de la Ribera del Duero acuden multitud de turistas de interior para disfrutar con nuestros mejores platos y vinos. ¿Dónde? En el restaurante tradicional de Arzuaga, como no podía ser de otra forma. Queremos acercaros todo lo que podréis disfrutar si decidís venir hasta Quintanilla de Onésimo a visitarnos.

Cuando llegas al restaurante observas una de las panorámicas más bellas e impresionantes de toda la Denominación de Origen. Los viñedos se cambian de vestido, dejan atrás los verdes de final de agosto y septiembre y pasan a abrigarse con ocres y amarillos. Curiosear la vida de la fauna animal que habita en nuestra finca de La Planta, como los ciervos, jabalíes y muflones es otro de los planes que más atrae. Resulta una experiencia única de la naturaleza ver cómo desarrollan la vida estas especies en plena Ribera del Duero.

Además de la vista, también queremos que deis placer al gusto. Y qué mejor que degustar la amplia variedad de platos que tenemos preparados para vosotros en el restaurante tradicional de Arzuaga. Entrantes como la Morcilla de Burgos con pimientos asados, carpaccio de buey con foie grass, pastel de puerros, de cabracho o cualquiera de nuestras ensaladas. Los mejores ibéricos como cecina de León, jamón ibérico de bellota…

Si quieres también puedes entrar en calor con un rico plato de cuchara como una sopa castellana, sorpresa de calabaza con picatostes, crema vichyssoise o nuestro rico caldo de ave. Además también tenemos los mejores mariscos y pescados: desde gambas a la plancha, langostinos tigre, rape empiñonado, bacalao al ajo arriero, lubina a la espalda con gambas o cocochas de merluza al pil pil.

Los más carnívoros también tienen sitio en restaurante tradicional de Arzuaga con el clásico lechazo castellano, ya sea en chuletillas, en pinchos o entero asado por encargo. Recomendamos también probar nuestro rabo de toro estofado, la carrillera de ternera al vino tinto o los chuletones, entrecots y solomillos que preparamos en nuestra cocina de un modo espectacular nuestro reputado equipo de cocina.

Visitarnos en plena estación de otoño es uno de los mejores planes para los amantes del enoturismo. Y no solo lo decimos nosotros, lo dicen los numerosos visitantes que vienen a vernos junto a sus familiares y amigos, tal y como lo reflejan en nuestras redes sociales y principales páginas de reseñas gastronómicas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: