La magia de la primavera se vive en Arzuaga

This post is also available in: English (Inglés)

Los primeros rayos de sol de la mañana inciden sobre las viñas de Arzuaga. Los días empiezan a ser más largos, el campo cambia de color y las vides exhiben los primeros brotes. La primavera ha llegado a Arzuaga. La vid ya ha pasado por el ‘lloro’, el momento del remonte de la savia por los sarmientos, y las yemas dan paso a los primeros brotes. Es una época muy especial para nosotros, esa en la que la vida regresa a las viñas después del letargo del invierno.

Y también es un gran momento para hacernos una visita. Los brotes siguen creciendo en mayo y el viñedo empieza a teñirse de un vibrante color verde que contrasta con el tono de la tierra, ofreciendo un espectáculo digno de admirar. Además, en estas fechas la actividad empieza a ser frenética en la bodega. Pronto dará comienzo la poda en verde, para limpiar la planta con el objetivo de dejar únicamente los brotes necesarios, lo que favorecerá el crecimiento adecuado de la vid. Es una gran oportunidad para disfrutar de la enorme extensión de viñedos de Arzuaga y conocer un poco más a fondo las viñas y su ciclo de vida. Y, tal vez, para ver de cerca por primera vez sus flores.

La primavera, con el ‘lloro’, la brotación y la floración suele ser una época más desconocida que el otoño entre los neófitos del mundo del vino. Los colores tierra del viñedo en la época otoñal y la explosión de la vendimia suelen llevarse el protagonismo, pero la primavera es tan especial como importante en el ciclo interminable del vino.

Los pequeños racimos de flores empiezan a asomar en las vides. Es un momento delicado, ya que se necesita una temperatura estable, mucha luz solar y poco o nada de lluvia, para asegurar que la cosecha es la que se espera. De cerca, la posición de las flores recuerda a los futuros racimos de uva que cuajarán la vid si todo va bien. En Arzuaga todo el equipo de bodega se vuelca con esta época tan importante, cuidando el viñedo para que el comienzo del verano sea también el inicio del cuajado.

La floración es la señal de que la vida sigue adelante y es un gran momento para acercaros nuestra bodega y adentrarse en esta época menos conocida. O, también, para brindar con uno de nuestros vinos y sus nuevas añadas. En nuestra bodega y en https://tienda.arzuaganavarro.com/, podéis encontrar todos los vinos para celebrar la primavera.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: