¡Disfruta del lechazo en casa!

This post is also available in: English (Inglés)

A través de nuestras redes sociales nos hemos sumado a la iniciativa de Euro Toques que nos animaba a disfrutar de los productos de temporada en casa en estos días en los que, por la situación de crisis sanitaria que vivimos, no podemos hacerlo en las mesas de los restaurantes. Y dentro de esta campaña, hoy queremos hablaros de un producto muy especial para nosotros: el lechazo. Y es que el lechazo es una de las elaboraciones más tradicionales de la Ribera del Duero, de la provincia de Valladolid en la que nos encontramos y de diferentes zonas de Castilla y León.

Nuestro restaurante tradicional pertenece a la Asociación de Asadores de Lechazo de Castilla y León y en nuestras comandas diarias nunca falta una cazuela de barro con uno o más cuartos de esta carne jugosa y suave, eso sí, siempre de la IGP Lechazo de Castilla y León. Y quizá es por eso que nos solidarizamos especialmente con el colectivo ganadero que tanto están sufriendo la crisis derivada del estado de alarma que vivimos en el país.

La pérdida de las ventas a la hostelería durante estas semanas ha supuesto para los ganaderos un gran impacto económico. Así lo explicaba José Luis Fraile, presidente de la IGP, en un vídeo grabado en su ganadería y compartido en redes sociales. “somos 816 ganaderías en Castilla y León dispersadas en pueblecitos, con un 90% de comercialización a través de los restaurantes. Pedimos al consumidor que demanden lechazo y lo disfruten ahora en familia ya que estamos confinados”.

¿Os animáis a ayudarles y disfrutarlo en casa?

Cómo prepararlo

Lo cierto es que la de lechazo es una carne muy versátil con la que se pueden preparar multitud de recetas: guisos, hamburguesas, pinchos, brochetas, salteados… Pero en nuestro blog queremos hablaros del lechazo tradicional, que podéis preparar en vuestros hogares y para el que solo necesitaréis agua, sal y un horno.

Poned el lechazo en la bandeja de horno, echadle sal y un poquito de agua en el fondo y metedlo al horno aproximadamente una hora por cuarto a unos 180 ˚C (esto puede variar un poquito según el horno). Solo tendréis que darle la vuelta cuando va empezando a dorar e ir regándolo con su propio jugo.

Os animamos estos días a disfrutar del lechazo en casa. Un producto de calidad, versátil, exquisito, fácil de preparar… ¡y con el que ayudaréis a un sector que lo está pasando mal!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: