Diciembre: el frío desnuda los viñedos de Arzuaga

This post is also available in: English (Inglés)

En Arzuaga llevamos casi tres décadas viendo de cerca la evolución del viñedo. Comprobando como, en función de la estación en la que nos encontremos, las viñas nos ofrecen un paisaje totalmente diferente al de la anterior. Después de la explosión de color de la primavera, del verde que inunda todo en verano y de la paleta cromática del otoño, el frío de diciembre trae consigo un nuevo cambio en el viñedo. El marrón deja paso al gris -o al blanco cuando nos acompaña la nieve- y las plantas aguantan desnudas las bajas temperaturas que cada año vivimos en esta zona de la Ribera del Duero en la que nos encontramos.

Con el fruto ya recogido en la vendimia, comienza la bajada del termómetro y la planta se prepara un año más para resistir el invierno. Las hojas caen, dejándola ya completamente desnuda y la viña concentra todas sus reservas en la raíz. Los nutrientes dejan de discurrir y se centran en las raíces para sobrevivir a las heladas. Es precisamente por eso, por la ausencia de clorofila, por lo que la planta pierde sus colores verdes y deja paso a la etapa en la que los sarmientos son la parte más destacada.

Pronto, antes de que el calor del suelo reactive estos nutrientes y vuelvan a recorrer la planta, la tijera llegará a los viñedos para dar paso a la poda. Ese proceso por el que, con la planta aún desnuda, realizamos los cortes necesarios para marcar ya la carga que será la adecuada en vendimia, la justa para lograr el nivel óptimo de maduración. Una acción que hay que llevar a cabo con mimo y cuidado, como siempre hacemos en Arzuaga.

Pero aún quedan unos meses para que llegue la poda, por el momento os invitamos a acercaros a nuestro rincón en Quintanilla de Onésimo, en el corazón de la Ribera del Duero, para contemplar lo que el frío trae a nuestros viñedos, la imponente estampa de la vid desnuda y de los sarmientos creciendo siguiendo, por el momento, su propio camino. Cada estación trae consigo un cambio en la naturaleza, una evolución en el paisaje del viñedo y, visitando Bodegas Arzuaga, tenéis la oportunidad de vivirlo de primera mano.

Ya podéis entrar en https://arzuaganavarro.com/, consultar nuestra oferta enoturística y hacer vuestra reserva para vivir el mes de diciembre en nuestros viñedos. ¡Os esperamos!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: