Arzuaga y junio, un maridaje perfecto

This post is also available in: English (Inglés)

Los jardines y los viñedos lucen espléndidos en este mes de junio y es un momento perfecto para maridar la gastronomía estival con los vinos de Arzuaga.

La llegada del calor hace que desempolvemos las barbacoas y preparemos el sarmiento o el carbón vegetal para asar sobre las ascuas chuletones, chuletillas, panceta, verduras y otras delicias que hacen que pensemos en el verano. Y en esos días no pueden faltar los vinos de Arzuaga. Para maridar con la barbacoa puedes elegir, por ejemplo, nuestro Arzuaga Crianza 2018, que aporta sensaciones suaves y melosas. Y para acompañar al embutido y al queso, con los que se suelen abrir boca mientras la carne se asa a fuego lento, la mejor elección es La Planta 2019, que aporta equilibrio y armonía.

Pero no solo de barbacoas vive el verano. Sabemos que los arroces también toman un importante protagonismo cuando llegan los primeros rayos de sol, sobre todo los que se acompañan de pescado. Así que si eres un manitas del mar te proponemos que acompañes tu comida o cena estival de Arzuaga Rosae 2020, un tempranillo del color de los pétalos de rosa que marca tendencia. Y si eres amante de la cocina japonesa, este vino es perfecto para una romántica velada a base de sushi o de sashimi.

Porque el pescado suele ganar presencia en nuestras mesas durante los meses veraniegos. El delicado besugo a la brasa, los espetos de sardinas o el rodaballo asado lentamente sobre las ascuas nos hacen pensar en tranquilas noches de jardín, con buena compañía…y buen vino. Una elección perfecta para los amantes del pescado es el Fan D. Oro 2018, que con sus matices florales marida a la perfección con los productos marítimos. Si además te gusta aligerar tus comidas y sustituyes el primero por una ligera crema de verduras, este chardonnay será tu acompañante ideal.

Y como en este blog estamos acostumbrados a contarte muchos de nuestros secretos hoy te vamos a contar uno que se guarda a buen recaudo en nuestras cocinas. El Pago Florentino 2018 sorprenderá a todos si lo reservas para los postres y lo sirves junto a un dulce que lleve chocolate. Las notas a frutas negras combinarán con esa mousse de chocolate frío que guardas en la nevera. Un punto y final a una cena deliciosa junto a los vinos Arzuaga.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: