La uva Tempranillo, clave en Bodegas Arzuaga

Sin duda alguna, en Bodegas Arzuaga mantenemos un interesante idilio con la variedad Tempranillo. Tanto es así que podríamos afirmar que este es el cepaje que, en buena medida, marca el músculo y la personalidad de nuestros vinos ribereños.

Su impronta se manifiesta claramente en el comportamiento de nuestros vinos Crianzas y Reservas, sin olvidar que nuestro tinto joven, La Planta, ha logrado también mostrar el potencial primario de este cepaje. Pero su relación con esta variedad no culmina en la Denominación de Origen Ribera del Duero. Además de las cerca de 200 hectáreas de viña plantadas dentro de la DO con esta variedad, la familia Arzuaga cuenta con otro Tempranillo enmarcado dentro de la localidad ciudadrealeña de Malagón, uno de los escasos ejemplos reglamentados como vino de Pago en España y único en Castilla y León. Se trata del Tempranillo Pago Florentino, un vino sedoso y elegante sin estabilizaciones químicas.

En nuestra bodega mantenemos un estrecho control en las prácticas culturales de la vid, donde la variedad Tempranillo es la protagonista. Incluidas, por supuesto, las plantaciones acogidas al Consejo Regulador de Agricultura Ecológica, una tendencia que cada día va incrementándose más en el espíritu y filosofía de Bodegas Arzuaga. Sin duda, el Tempranillo es la clave y la piedra angular sobre la que desde Arzuaga hemos construido una de las marcas referentes de la Ribera del Duero e incluso del mercado de los vinos de calidad de España.

La uva Tempranillo, fiel a su personalidad, ha logrado adaptarse a un escenario agronómico que garantiza, a la hora de trasladarla a la bodega una vez vendimada, todo el potencial que hace de nuestros tintos de la Ribera del Duero un referente sensorial. Todo nace de las características de los suelos de escasa fertilidad y los contrastes térmicos de un clima duro que en el Duero se convierte en el verdadero equilibrio entre la acidez y el alcohol. Además, proporciona a los vinos un buen potencial de polifenoles y fuerte coloración violácea que se traducen, junto a otros parámetros, en la clave del envejecimiento y las largas curvas de evolución de los vinos 100% Tempranillo del Duero.

En Arzuaga apostamos por la variedad Tempranillo, siendo la uva con mayor porcentaje en todos nuestros vinos tintos y llegando a ser la única protagonista en monovarietales como son nuestro Pago Florentino, Arzuaga Rosae o La Planta.

Arzuaga, Viñedos, Viña, Viñedo, Tempranillo, Uva

Ctra. N.122 Aranda-Valladolid, Km 325, 47350 Quintanilla de Onésimo, Valladolid
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla. +34 983 68 70 04

©Arzuaga2019