Tras un año de plantación… ¿cómo están las viñas en Arzuaga?

Como ya os hemos contado en nuestro blog, en Arzuaga estamos aumentando el número de hectáreas de nuestros viñedos. Pero este proceso no se reduce solo al año 2019, el pasado año ya se realizó la plantación de 17 nuevas hectáreas junto a nuestra bodega. Después de ver cómo se encuentran en su momento de plantación, ¿queréis saber cómo evolucionan tras un año de crecimiento? ¡Seguid leyendo!

Durante el primer año, las nuevas plantas “agarran” al suelo con sus raíces. El crecimiento en este periodo es libre, sin que se realicen cortes o se influya de ninguna manera en su desarrollo. Así, pueden crecer hasta, aproximadamente, 1,70 metros tras lo cual es necesario comenzar a podar.

Junto a nuestra bodega, al lado del edificio en plena N-122 que ya todos conocéis, podéis ver un total de 41.000 plantas que se sumaron a nuestro total de viñedos en la primavera de 2018. Así, en estas 17 nuevas hectáreas de viñas plantadas el pasado año, todas ellas de uva tempranillo en espaldera, ya se ha llevado a cabo este primer proceso de poda.

Cabe destacar que en estas nuevas plantas también se ha producido la brotación y, algunas de ellas, ya presentan pequeños racimos de uva. Sin embargo, estos primeros racimos que aparecen en la planta tan joven se quitarán. ¿Por qué? Al contrario de lo que sucede en la poda en verde, en esta ocasión es necesario que todas las reservas y nutrientes de la planta se dirijan al tronco, para crear una sujeción y una madera fuertes para la planta. Por tanto, quitando los racimos, se conseguirá que la planta no se estrese y se destinarán todos esos nutrientes a la formación del tronco.

El tronco de la vid también es el protagonista en el siguiente proceso que se llevará a cabo: el guiado de la planta. En este sentido, en primer lugar es necesario elegir el tallo que mejor dirección tenga, evitando las curvas y buscando la mayor rectitud posible. Ese pámpano será el que se haga, con el tiempo, tronco. El tallo y los tutores se van fijando, atándose manualmente con gomas, realizándose varios atados. Además, la planta se va subiendo y atándose a los alambres, para ir consiguiendo la forma final de las viñas.

Cabe destacar que, aunque la plantación tiene un ratio de éxito cercano al 99%, hay ocasiones en las que las nuevas plantas se secan o se mueren. Debido a ello, cuando ya suman un año plantadas, se espera a la conclusión de la brotación. En ese momento, si se ve que hay alguna que no ha dado ningún brote, se eliminará, procediendo a su replantación manual con un pincho con agua.

Por lo que respecta a los cuidados de la planta y su sanidad, cabe destacar que en las viñas jóvenes es muy difícil que se den enfermedades, ya que están muy aireadas.

En dos años, estas vides tendrán sus troncos bien formados y comenzarán a dar una uva útil, la tan apreciada vendimia de tercera hoja o tercer verde.

Si queréis saber más sobre las nuevas plantaciones de viñedos de Bodegas Arzuaga… ¡no os perdáis este vídeo de nuestro canal de YouTube! https://youtu.be/DwHvKW10gfE

Arzuaga, Viticultua, Viñedos, Viña

Ctra. N.122 Aranda-Valladolid, Km 325, 47350 Quintanilla de Onésimo, Valladolid
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla. +34 983 68 70 04

©Arzuaga2019