Pago Florentino, una joya de Arzuaga

Todos los vinos que producimos en Arzuaga nos hacen sentir orgullosos. Un orgullo que nace en el propio viñedo, al que cuidamos día a día para que nos dé el mejor resultado. Y que, tras elaborar las diferentes referencias, se confirma cuando obtenemos tan buena respuesta por vuestra parte. Hoy, queremos hablaros con más detenimiento de uno de estos vinos, marcados por el mimo y la calidad: nuestro Pago Florentino. Pocos saben que es uno de los pocos vinos de Pago que hay en España según la normativa.

Cuando nos referimos a vinos de pago, hablamos de unos de los vinos más exclusivos, reconocidos por su calidad. Actualmente, en España solo existen 17 vinos de Pago, calificación que se otorga en función de la calidad del terruño en el que crecen las viñas que producen las uvas con las que se elaboran, exclusivamente, estos vinos. Las zonas reconocidas como pagos están en las comunidades de Navarra, Comunidad Valenciana, Aragón y Castilla-La Mancha. En esta última región, concretamente en la localidad ciudadrealeña de Malagón, se encuentra el pago en el que se encuentran los viñedos que dan las uvas cencibel con las que elaboramos nuestro Pago Florentino.

Sin duda, el Pago Florentino –cuyo nombre rinde homenaje al fundador de Bodegas Arzuaga, Florentino Arzuaga-, aporta riquísimos matices a nuestra muestra de vinos, pues se trata de un Tempranillo “cencibel” procedente de nuestras finca, bodega y viña castellanasmanchegas.  

Y no es un vino más, es un tempranillo diferente, que se expresa en la copa con matices, notas y dejes más cálidos, más maduros. Sin duda alguna estamos ante un vino con un Pago genuino. Con cada vendimia, nos encontramos con una añada mejor que la anterior.

En cuanto al terruño en sí, las viñas se encuentran en un paraje envidiable, al pie de una colina, protegidas por el norte con una sierra y orientadas al sur, hacia dos lagunas naturales. El clima presenta grandes variaciones de temperatura, con inviernos muy fríos con temperaturas bajo cero y veranos calurosos que hasta superan los 40˚C que hacen que la lluvia sea mínima.

En época de vendimia las uvas son recogidas manualmente. Seleccionamos las mejores uvas que proceden de la finca para elaborar este vino sin estabilización química. La maceración se lleva a cabo en frío y, posteriormente, una parte del vino hace la fermentación maloláctica en barrica nueva y su envejecimiento es de unos 12 meses en roble francés y americano.

Un tinto limpio y brillante que presenta multitud de aromas que van desde la fruta roja madura al café tostado, frutas negras y torrefactos. En boca, descubriréis un vino con gran intensidad y duradero en el tiempo.

 

Bodega, Arzuaga, Vinos, Vino, Pago Florentino

Ctra. N.122 Aranda-Valladolid, Km 325, 47350 Quintanilla de Onésimo, Valladolid
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla. +34 983 68 70 04

©Arzuaga2019